Posteado por: marcelocassani | 26 de enero de 2012

Purgas de consensado

Los sistemas de aire comprimido son la cuarta utilidad en las empresas luego del agua, gas y energía eléctrica.
Estos sistemas son poco comprendidos actualmente y las posibilidades de ahorro en estos pueden ser muy importantes.
Existen varios componentes que juegan un rol muy importante en la eficiencia del mismo. El sistema es comparable a una orquesta donde la falla de uno de los integrantes es notada por todos y difícilmente compensada por el resto de los componentes.

En esta nota nos enfocaremos en las purgas de condensado y su importancia. En la nota de la Edición 611 Pág. 96 y la nota de humedad en las redes e aire comprimido (https://marcelocassani.wordpress.com/2010/03/12/preguntas-y-respuestas-acerca-de-la-humedad-en-redes-de-aire-comprimido/) ya hemos visto como entra el agua en nuestro sistema.

Ahora debemos analizar cómo sacarla del sistema. Existen varios métodos de eliminación de agua de las redes de aire.
1.- por flotante
2.- por temporizador
3.- purgas no loss

Las purgas por flotante son el modelo más antiguo que se fabrica, estas han evolucionado a lo largo del tiempo. Muchas veces son resistidas en las plantas por las malas experiencias de modelos antiguos o sin los filtros internos que tienen los modelos más evolucionados hoy en día.
Estas purgas liberan el pasaje del condensado en función de la existencia del agua condensada y por lo tanto no descargan aire cuando no hay nada que descargar. Esta es la principal ventaja sobre las purgas temporizadas.

Las purgas temporizadas son actuadas por un temporizador que tiene la posibilidad de programar un tiempo de apertura y un tiempo entre cada apertura.
Estas purgas estarán descargando aire aun ante la inexistencia de agua condensada en la línea.

Dentro de este grupo se encuentran la purgas que opera por un simple juego de presiones sobre las caras de una placa de acero inoxidable templado. La propia presión del aire, en virtud del diseño, genera contrapresiones variables que producen la apertura y cierre del sistema, asegurando el drenaje del condensado, ya sea mediante descargas intermitentes o en forma continua
Estas son unas purgas amarillas ampliamente usadas en la industria y por características constructivas suelen ensuciarse y fallar.
El fabricante de esta purga le dio la ventaja de que cualquiera pueda mantenerla, pero en los dias que corren con escaso personal de mantenimiento estas purgas son las que menos atención reciben y por lo tanto generan grandes pérdidas.

Esta purga tiene en condiciones optimas de funcionamiento una descarga de 120 litros de condensado por hora según declara el fabricante en la web (lamentablemente no tengo ninguna purga para verificarlo).
Al no existir consensado la purga sigue eliminando aire. 120 litros/h de agua equivalen a 0.72 m3/h de aire presurizado a 6 bar (y si su sistema opera a mayor presión recuerde que a mayor presión mayores las perdidas).
Con el valor del aire comprimido en $0.07/m3 calculamos el gasto de aire por cada purga y nos arroja un valor de $0,0504/hora
Según el tiempo que este presurizado el sistema serán las fugas, por lo general las empresas medianas o grandes tienen el sistema presurizado constantemente (unas 8760 horas al año) con lo cual la fuga por cada purga de estas será $ 441 al año.

Vista parcial de una sala de máquinas con purgas automáticas

Fíjese usted lector la cantidad de purgas que se ven a simple vista en esta parte de una sala de maquinas (Respuesta 8).
Estos son algunos de los números ocultos en las instalaciones de aire comprimido que hacen a la eficiencia del sistema.

Por último tenemos las purgas electrónicas que operan sin perdidas de aire comprimido. Estas son las más modernas del mercado y aparecieron hacia mediado de los 90s.
Estas operan con un sensor interno que detecta el nivel de liquido al pasar por dos puntos esto. La purga calcula la viscosidad en función del tiempo que toma esta detección.
Con esto permiten cerrar muy precisamente el drenaje sin perder aire. En función de la cantidad de condensado a evacuar las válvulas internas pueden ser a diafragma o con válvulas esféricas.
Estas válvulas permiten descargar condensados muy eficientemente y permiten tener un contacto para una eventual alarma. La desventaja es que requieren un cableado para alimentación con energía eléctrica y el monto de la inversion inicial.

Hasta la próxima,

Marcelo Cassani

Anuncios

Responses

  1. Esta nota fue publicada en la Revista Maquinas y Equipos, Edicion 614 de Abril 2012, página 74.
    Saludos,
    Marcelo Cassani

    Me gusta

  2. buenisimo

    Me gusta

  3. Esta nota fue publicada en la Revista Aire Comprimido e Hidraulica, Edicion 554 de Mayo 2012, página 86.
    Saludos,
    Marcelo Cassani

    Me gusta

  4. ECXELENTE NOTA

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: