Posteado por: marcelocassani | 3 de diciembre de 2014

Ahorre dinero y optimice el rendimiento del sistema.

Ahorre dinero y optimice el rendimiento del sistema.

Los sistemas de aire comprimido en promedio consumen más del 10% de la electricidad de toda la planta, en algunos casos llegan al 30%. Por ejemplo un compresor de 100 HP operando 4000 horas al año puede consumir $110.000 por año en energía. Las oportunidades de ahorrar dinero existen en casi todas las instalaciones de aire comprimido. Los ahorros pueden lograrse reduciendo fugas, ajustando los controles o actualizar equipos obsoletos.
Como beneficios, además de ahorrar energía y reducir los costos un sistema eficiente y que funciona apropiadamente podrá mejorar los procesos de manufactura mejorando la calidad de los productos, reducir el ruido gracias a la reducción de fugas de la planta y mejorar la confiabilidad del sistema reduciendo la necesidad de encender compresores adicionales debido al mejor uso del aire comprimido.

Para lograr ahorros en el sistema completo podemos mencionar 3 medidas importantes:

Realizar una auditoría del sistema
Una auditoría completa de su sistema de aire comprimido tanto del lado de la generación como del lado de la demanda permitirá determinar las ineficiencias, es el punto de partida. Esto requiere un auditor independiente experto con instrumental para tomar las mediciones de diversos parámetros por una semana o mas y realizar un análisis exhaustivo para determinar las magnitudes de cada uno de los proyectos de ahorro propuestos.
El resultado? un reporte escrito que lo ayudara a priorizar los proyectos basados en las oportunidades de ahorros las cuales pueden analizarse en repago simple, análisis del retorno de la inversión (ROI) u otras métricas que use su empresa para analizar los proyectos.
Por que? porque no puede gerenciar ni mejorar algo que no sabe como opera.

Manguera

Eliminar fugas
Las fugas de aire comprimido pueden incrementar en forma muy significativa la demanda de energía de un sistema de aire comprimido agregando miles de pesos anuales de sobrecostos. La detección y eliminación de fugas como tareas de mantenimiento preventivo es una gran herramienta de ahorro. Esto podría encararse por alguno de los siguientes métodos:
Escuchar las principales fugas cuando la planta permanece fuera de producción o con equipos de detección de fugas por ultrasonido.
Estimar las fugas midiendo los tiempos de compresor en carga y descarga o por caída de presión en un tanque en determinado tiempo.
Contratando a un auditor profesional para llevar adelante la auditoria usando un detector de ultrasonido que permita identificar las fugas y estimar el volumen perdido.
El resultado? Si lo realiza usted, puede saber una estimación del valor de fugas. Si contrata un auditor, las tendrá localizadas, identificadas en un reporte y un nivel de prioridades en función de las perdidas.
Por que? porque las fugas son como su bolsillo que esta agujereado, cuanto más monedas coloque, mas perderá. La solución no es ir a un cajero a buscar más monedas sino reparar su bolsillo.
Fuga a la vista

Cuidar la presión del sistema.
Es un error muy común considerar que aumentando la presión del sistema tendrá más caudal de aire desde el compresor y así reducirá los problemas. Nada mas equivocado que eso, de hecho cuanto más incremente la presión del sistema, mayores serán los problemas, menor el caudal de aire disponible y las fugas y el consumo de energía se incrementaran. Consulte a un experto para que lo ayude a determinar si usted tiene un problema de presión o caudal. Algunas recomendaciones para manejar la presión del sistema:
Si cae la presión debido a demandas eventuales, identifíquelas y soluciónelas en lugar de incrementar la presión o poner más compresores en marcha.
Al reducir la presión, usted reducirá la cantidad de aire que pierde debido a las fugas y el uso de aire que consume en otras tareas, por lo tanto reducirá así la demanda artificial.
En general, reduzca la presión tanto como sea posible para tener el máximo caudal posible y reducir el consumo de energía. Baje la presión lentamente, baje 0.1 bar por día hasta llegar a la mínima presión en la que funcione la planta sin tener inconvenientes.
Un filtro con una baja caída de presión ahorran energía ya que permiten configurar set-points de presión más bajos en los compresores.
Si el secador no fue seleccionado para la capacidad de aire que manejara en su planta, tendrá dos problemas. No solo usted tendrá una caída de presión importante en su línea sino que además usted tendrá un mayor contenido de vapor de agua ya que este no tendrá capacidad para secar todo el aire que pasa por él.
Otras estrategias para mejorar el manejo de la presión pueden ser tener una red cerrada en anillo y con el diámetro apropiado, filtros seleccionados acorde al caudal a manejar para evitar importantes caídas de presión (y permitirá a tener la red a menor presión) y pos supuesto mantenerlos regularmente.
compresor forzado

Hasta la próxima,

Marcelo A. Cassani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías