Posteado por: marcelocassani | 8 de marzo de 2016

Revisión de Sistemas

Había una vez, en una fábrica no muy lejana, un reluciente y brillante sistema de aire comprimido. El sistema recién instalado funcionaba perfectamente y con solo un compresor se abastecía la planta, el segundo estaba ahí solo de backup.

Pero con el tiempo todo cambia, usted amigo lector no es el mismo que hace X años cuando nació. Su automóvil, bicicleta, moto no están en el mismo estado que cuando fueron nuevos cero kilómetro. ¿Sabe una cosa? Su sistema de aire comprimido tampoco! Con el tiempo los componentes se desgastan y fallan, los sensores o relés se queman o entran en cortocircuito. Eventualmente el sistema requiere reparaciones y ajustes aquí es donde aparecen entonces los inconvenientes.

fixit
Aquí entra en escena alguien de mantenimiento con un destornillador en el bolsillo que dice “yo lo arreglo!” y toca algunos parámetros de operación. Pero sucede que este hombre muy voluntarioso sabe poco acerca de los parámetros originales de configuración del sistema cuando todo brillaba y relucía. Probablemente menos aun haya asistido a algún curso de mantenimiento de instalaciones de aire comprimido, y menor aun es la posibilidad que este señor entienda los complejos sistemas de control de los compresores o la ecuación fundamental de los gases.
Sin embargo el sigue adelante, un guerrero, que destornillador en mano es capaz de luchar contra el mundo (adoro a este tipo!). El tuerce el tornillo de ajuste para aquí y para allá al tiempo que toca algunas teclas del control electrónico con la esperanza que el compresor comience a ronronear como un gatito, pero… El final de la película no es precisamente para el Oscar, nuestro Di Caprio del destornillador en mano tuvo mucha actitud para hacernos creer que la estatuilla de la academia seria para el pero siempre hay un tipo malo en las películas.

Quizás su planta no haya tenido la visita de nuestro guerrero del destornillador, sin embargo muchas de las auditorias que realizo frecuentemente en sistemas relativamente pequeños muestran que nuestro héroe ha dado una pasada por estas plantas.

La eficacia del sistema depende del cuidadoso ajuste y la configuración correcta de los equipos, por esto los ajustes deben ser realizados por personal calificado que sabe cómo debe operar un sistema. Vale la pena y no cuesta una fortuna tener a alguien que con cierta periodicidad le haga una visita y verifique que el sistema opera en condiciones normales. Estos honorarios se repagaran con los ahorros de energía de su planta.

Los ítems básicos que deben verificarse son:
Ajustes del compresor: normalmente son los parámetros más fáciles de ajustar (y por lo tanto de desajustar!). A pesar de que el sistema desde el día que lo compro pudo no haberlo tocado nadie, pero la planta vario, las maquinas en la planta tanto en cantidad como en simultaneidad y demanda de aire si, esto requiere de una verificación de las bandas de presión para evitar problemas de baja presión.

Selección del compresor principal: Algunos compresores son más eficientes que otros. Algunos son más apropiados como compresores de base, otros más apropiados para usar de punta con cargas parciales. La eficiencia del sistema puede ser obtenida (o desperdiciada) solo por tener un orden apropiado en que los equipos operan.

Configuración de secador de aire. Si usted tiene los secadores de adsorción con controles de punto de rocío, que podrían haber sido pasado por alto, o no podrían funcionar correctamente debido a un sensor en mal estado. Al revisar el funcionamiento de los secadores y reparar si es necesario podría ahorrar mucho dinero.

Purgas automáticas: Ya he escrito bastante al respecto. Las purgas deben operar sin fugas de aire comprimido ya que en caso de fallas y fugas constante esto no solo afecta a su economía sino también al funcionamiento correcto del sistema por agregarle un consumo adicional.

No es mala idea llevar un registro de consumo de energía mensual (en kWh y en $) referenciado a la producción de la planta para ayudar a un consultor a identificar la preponderancia del sistema de aire comprimido frente a toda la operación industrial.

Hasta la próxima,

Marcelo Cassani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: