Posteado por: marcelocassani | 5 de diciembre de 2017

Auditorias en sistemas de Aire Comprimido

La auditoría es el examen crítico y sistemático que realiza una persona o grupo de personas independientes del sistema auditado, mediante la cual puede verificarse el cumplimiento los parámetros de operación definidos del sistema y la efectividad del mismo y, en caso contrario, evaluar la necesidad de una mejora o de una acción correctiva.

No se trata de una actividad cuyo fin sea la búsqueda de culpables, hay que quitarle esa connotación negativa que puede tener la palabra auditoria en relación con la justicia o con la auditoria fiscal, que hace que mucha gente le tenga un miedo absurdamente desproporcionado. Es importante esclarecer este hecho en favor de las auditorias, puesto que una posición a la defensiva no favorece el flujo de información.

El costo del aire comprimido generalmente no es un costo visible y se esconde fácilmente dentro de la factura del proveedor de energía eléctrica. Esas tuberías de color celeste que están en las paredes de su planta conducen uno de los mayores fuentes de potencia de la industria. El aire es gratis… pero el aire comprimido no lo es y al contrario de lo supuesto habitualmente es muy costoso.

Basados en la experiencia de años de servicio técnico en cientos de plantas de clientes y análisis de aplicaciones realizados hemos detectado que tener una instalación de aire comprimido ineficiente, significa que solo el 50% del aire generado se utilice en la demanda real de las maquinas instaladas, un 10% se utiliza en diversos usos inapropiados (refrigeración y ventilación personal, secado, limpieza, transporte, expulsión, etc.), 10 a 15 % se utiliza en cubrir la demanda artificial de la planta y 25 a 30 % se pierde en fugas.

Las fugas se pueden encontrar en cualquier parte de la instalación siendo los lugares más comunes:

– Conexiones en general (cuplas, niples, acoples, etc).
– Tubos de poliuretano envejecidos por el uso.
– Equipos de tratamiento de aire (filtros, reguladores, lubricadores, etc.).
– Purgas de condensado (especialmente las temporizadas).
– Guarniciones defectuosas de elementos del sistema neumático.
– Uniones en cañerías antiguas.


Foto tomada en la planta de un cliente el 16.04.2010 en Misiones, Argentina.

Para compensar estas fugas, el personal de planta, generalmente aumenta la presión del sistema de aire comprimido, lo cual es un grave error ya que al aumentar la presión las cantidades de fugas son mayores. Además al elevar en 1 bar la presión del sistema se genera un consumo adicional de 7% de energía eléctrica, esto es lo que denominamos demanda artificial.

En un contexto de costos en alza, crisis energética y mayor conciencia por el impacto ambiental de las plantas industriales un servicio que brinde optimización de recursos, reducción de costos y reducción o eliminación de necesidad de capital para la planta seria una solución interesante.

Los problemas asociados con el funcionamiento de un sistema de aire comprimido moderno son bastante complejos y a veces no son visibles para el ojo del personal que se encuentra ocupado en los problemas del día a día de la planta.

La eficiencia energética constituye un elemento indispensable que permite garantizar una mayor disponibilidad de recursos energéticos, mejorar la calidad de vida, mejorar la competitividad internacional, disminuir las necesidades de inversión, reducir tanto los futuros costos de abastecimiento energéticos del país y atenuar el impacto ambiental.

Las etapas de una auditoria del sistema de aire comprimido varían según el tamaño y configuración de la planta del cliente pero básicamente en todos los casos tendrá un análisis del lado de la demanda de energía y un análisis del lado de la generación del aire comprimido. Por ejemplo podemos mencionar el análisis del lado de la generación que estudia la cantidad de aire comprimido generado, performance de los compresores y perfil de presión del sistema. En el análisis del lado de la demanda se estudia el caudal de aire comprimido consumido por cada máquina, la presión del sistema y la detección (y cuantificación) del caudal de aire perdido por fugas.

Los principales beneficios esperados en una auditoria de aire comprimido son:
– Reducción de los costos operativos.
– Mejora la productividad.
– Minimizar o eliminar costos de capital.
– Mejora la capacidad del sistema.
– Mejora la vida útil de los equipos.
– Aumenta la confiabilidad del sistema de aire comprimido

Si ya cambio de opinión y tomo conciencia que el aire no es gratis, contácteme, puedo ayudarlo a buscar las ineficiencias de su planta al tiempo que ahorra dinero

Hasta la próxima,

Marcelo Cassani

Anuncios

Responses

  1. Indudablemente, las perdidas son insospechadas, pero con su gran ayuda y sus atinados spots, crea una conciencia de mejora continua, que ha muchos de nosotros nos falta.
    Gracias Ing. Marcelo Cassani.

    Me gusta

    • Muchas gracias Antonio por pasar a leer el blog y dejar sus atentos comentarios!

      Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: