Posteado por: marcelocassani | 2 de junio de 2015

Los 4 pilares de la economía

Importantes ahorros de energía en los sistemas neumáticos pueden lograrse siguiendo estas cuatro simples reglas.

Escoja el tamaño correcto de su cilindro neumático.

Los actuadores, en especial los cilindros neumáticos, consumen una cantidad de aire comprimido que depende del diámetro del actuador y de la presión del aire. El actuador correcto y la presión correcta genera una economía considerable. Un cilindro de menor diámetro permite asociarlo con válvulas de menor tamaño y tubos de menor tamaño por lo cual el consumo de aire será menor.

Ejemplo:
Para un dispositivo se necesita una fuerza de 180 kg con una presión de 6 bar.
Sucede que el diseñador de este selecciono (por las dudas) un cilindro diámetro 80mm carrera 200 mm. Presión 6 bar, 12 ciclos/minuto, 16 horas/día, 230 días/año. El consumo de aire es de 144 Nl/min. Pero con un cilindro de 63mm hubiera estado bien el consumo de aire en este caso es de 90 Nl/min.
La diferencia de consumo es de 54 l/min x 16 horas x 230 días: el ahorro anual es de 1192.32 m3 de aire comprimido

Utilice equipos que reduzcan el consumo.
Si un cilindro neumático requiere la aplicación de fuerza en un solo sentido, es posible reducir la presión de alimentación de una de sus cámaras, de esta manera, la cantidad de aire que consume será menor y el escape será mas fácil. Reduciendo en 2 bar la presión de entrada en una de las cámaras, reducirá aproximadamente 30% el consumo de aire.

Elimine las fugas.
Ya lo dijimos muchas veces desde este blog y no nos cansamos.
Las fugas en los sistemas de aire comprimido desperdician una gran cantidad de dinero, el problema es que ademas del consumo,de energía, los compresores realizan un esfuerzo para intentar compensar estas fugas, teniendo un desgaste prematuro de sus componentes.
Lo mismo ocurre con las maquinas cuando no están en funcionamiento y se las sigue alimentando con aire comprimido.
Dos cosas pueden hacerse al respecto:
– verificar periódicamente las fugas y corregirlas
– instale válvulas de corte en la entrada de cada maquina, de forma tal que cuando esta no opera o este apagada la solenoide se desconecte y detenga las fugas.

Proyecte su sistema de distribución de aire adecuadamente.
Las buenas practicas deben ser tenidas en cuenta al proyectar y desarrollar sistemas de aire comprimido. Puede escuchar las recomendaciones de los fabricantes de compresores o las de su proveedor de neumática. Ellos saben de sus componentes y no se meten en el terreno uno del otro. Si usted tiene fugas y no le alcanza el aire comprimido generado, el vendedor de compresores no le dirá que las arregle, solo le dirá que necesita una maquina nueva…

Use el sentido común, ya se, es el menos común de los sentidos, pero básicamente usted debe:
– diseñar el sistema para operar a la menor presión posible. A mayor presión, mayor consumo de energía. Si tiene una maquina que necesita una presión mayor que la general del sistema, usted puede usar un multiplicador de presión solo para ella.
– apague los compresores cuando estos no operan, un compresor en vacío modulando sin producir aire comprimido puede consumir entre 40 y 70% del consumo a plena carga.

Una regla adicional.
Coloque la válvula de control lo mas cerca posible del actuador.
Al hacer esto no solo reduce el consumo de aire que queda en los tubos sin llegar al actuador sino que ademas mejora el tiempo de respuesta de su sistema y la posibilidad de regulación del mismo.

Hasta la próxima,

Marcelo Cassani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías